Tú eliges qué tipo de empresa quieres tener y la gente que la conforma

Entras a un comercio y sólo ves marca blanca. O entras a un comercio y ves marcas bien posicionadas. O te encuentras con un mix de las dos.

Tú eliges qué tipo de empresa quieres tener y la gente que la conforma.

Las empresas están compuestas por personas, que son quienes dan credibilidad al proyecto, y cada una de esas personas es una marca personal en potencia. El sumatorio de esas marcas personales es lo que va a construir una marca corporativa sólida.

Nuestra misión es detectar la iniciativa de cada persona para que propongan, para que sumen valor añadido. Que encuentren su motivación dentro de la compañía, que no necesiten salir fuera para poder desarrollar su potencialidad y su propósito.

Es un cobranding entre las personas y la empresa para generar sinergias y que se prestigien mútuamente. Alinear los valores de las personas con los de la empresa y crear embajadores de marca que entiendan, compartan y difundan la cultura de la compañía.

Esto hará que el talento se quede en casa, que no salga en busca de oportunidades, pero claro, no hay que tener miedo de empoderar a nuestra gente. Hay que detectar las potencialidades de cada uno, transmitirles adecuadamente la propuesta de valor de la empresa y generar un verdadero marco de confianza donde la gente pueda crecer y desarrollarse plenamente.

La gente no solo debe estar y permanecer por necesidad, sino por compromiso y disfrute.