Marina Sebastiá

Trabajar en lo que me apasiona.

Un día me surge la oportunidad de trabajar en lo que me apasiona pero esta vez trabajar para mí. Mi idea era emprender con un modelo de negocio fuera de lo habitual, una tienda de animales en donde se vendieran accesorios para mascotas, un salón de peluquería canina, un espacio destinado a la formación, show rooms y todo ello enmarcado bajo una misma idea, la etología, que es el estudio del comportamiento animal, en el cual estoy formada.

Y todo esto queda muy bonito en papel o en mi cabeza, pero el objetivo era que alguien pudiera plasmarlo. Y ahí es donde aparece Good Morning Design con Juanjo a la cabeza. Casi desde la primera visita supieron captar la esencia del proyecto, tenía claro que quería darle un toque profesional y elegante, y así fue.

Desde la creación de un nombre como es Canino y Felino, el cual me encanta porque es sencillo, fácil de recordar y engloba perfectamente todo lo que hacemos. La decoración del local fue otro punto muy importante, desde las señalizaciones hasta la creación de un cuadro en el cual basamos el sistema de venta de la tienda, dándole un toque basado en psicología, como es la jerarquía de las necesidades.

Todo lo relacionado con la imagen como es el logo, las tarjetas de visita, los pies de mail, redes sociales y camisetas para eventos…. Todavía hay clientes después de 3 años desde que abrimos Canino y Felino que nos felicitan por la imagen y por el buen gusto en general, dicen que no es habitual ver tiendas de mascotas como la nuestra y ese era uno de los objetivos que queríamos alcanzar y que Juanjo supo captar y plasmar!!!!.

Y gracias a todo lo que aportó Good Morning Design me es mucho más fácil introducir un nuevo concepto como es la Etología, logrando que la gente se interese por nuevas formas de educación basadas en técnicas psicológicas, bienestar animal y el respeto.

Un placer trabajar con ellos y sin lugar a dudas volvería a repetir!!!!

Marina Sebastián nos hizo un encargo: su idea era montar una tienda diferente, exclusiva para perros y gatos, a la vez que ofrecer sus servicios como etóloga.

Desde el primer momento intentamos no renunciar al concepto de etología, incluso lo potenciamos, transmitiéndolo con rigor y comunicando el valor y la experiencia de la persona que está detrás de esa idea.

Canino y Felino no es ni una clínica veterinaria, ni una tienda de animales al uso. La confluencia de la marca Marina Sebastián (profesional) y Canino y Felino (tienda) en un sólo grafismo era vital para comunicar el valor, la cualificación y la experiencia de la persona que está detrás del proyecto y que daba un valor añadido a la empresa.

Para expresar un servicio personalizado, y centrado exclusivamente en perros y gatos, optamos por utilizar unos códigos gráficos elegantes que nos trasladaran a un universo “gourmet” para perros y gatos, algo elitista pero, al mismo tiempo, no restrictivo.