1. Contacto

Todo comienza con una reunión de contacto, media hora, cuarenta minutos, para que nos comentes tu idea, tu proyecto, tu estado vital y ver si conectamos, si hay feeling para iniciar un proceso en donde la confianza mutua es la clave. Ya en esta primera reunión es importante dejar claro cuál será el proceso operativo, la metodología de trabajo que seguiremos para llevar a cabo tu BRANDING VITAL:

Un proceso estratégico que da forma a tu idea, a tu proyecto profesional, a través de la construcción de una marca personal desde un enfoque abierto pero riguroso. Una forma de hacer marca más humana, más desde lo que la persona quiere para su vida y para la de los demás, que conecte realmente con lo que uno siente que quiere hacer.

Y en esta misma sesión de contacto definiremos tu objetivo vital para poder trabajar adhoc contigo.

Esta primera sesión sin coste alguno.

2. Sesiones de trabajo

Dependiendo del briefing de contacto, personalizaremos las sesiones para alcanzar tu objetivo.

Sesiones de trabajo de una hora y media como máximo en modo entrevista donde tocamos todos aquellos aspectos determinantes: La persona, las personas que interactúan contigo, stakeholders, el público objetivo, el entorno, el mercado al que te diriges, tu competencia, analizamos la marca que tienes o que piensas crear, tu reputación de marca, los recursos con los que cuentas para llevar el proyecto a cabo, los tiempos de ejecución…
De alguna manera, todo aquello que estimule la reflexión y la captación de información sobre el proyecto y sus motivaciones.

En estas cuatro sesiones ya pasan cosas, te das cuenta de lo que llevas dentro, las dos partes realizamos un ejercicio de honestidad para que salga a la luz tu sueño, tu anhelo, tu vocación, tu proyecto vital.

Y en la última sesión hacemos una puesta en común contigo y te exponemos el Briefing Vital, recogemos los aspectos más importantes de las sesiones anteriores y comentamos algunas recomendaciones de branding y algunos aspectos relacionados con la activación de la marca, como el objetivo del encargo, las ideas clave que definen tu marca, el valor diferencial, el propósito, la misión, la visión, el posicionamiento, la identidad de marca, arquitectura de marcas producto o servicio, el tagline, storytelling, experiencia de marca…Compartimos, consensuamos y marcamos una dirección y unas pautas de actuación.

3. Acompañamiento del proceso

Lo normal es que después de hacer click y decidirte a iniciar un nuevo camino, todo lleve un proceso y que evolucione con la cadencia que cada persona le imprima.

Antes o después lo normal es que surjan dudas y que sea necesario trabajar aspectos que van surgiendo en el desempeño de la actividad o en el desarrollo del negocio. Y, también, que el proyecto tome forma y tengamos que trabajar en la arquitectura de las marcas producto/ servicio o en aspectos de la comunicación corporativa, promocional, redes sociales…Es decir, que necesites un acompañamiento y un asesoramiento en todos estos temas y cualquier otro que pueda ir surgiendo.